Granada

Un experto en equilibrar los extremos, estimulando y regenerando la vida

Un símbolo de fuerza y belleza

En muchas culturas, la granada ha sido familiar durante miles de años. Originario del antiguo Imperio Persa, que incluía la Grecia moderna, Turquía, Irán e Irak, aún se cultiva en el Mediterráneo, en el Medio Oriente y en la India. En estas culturas, la fruta es conocida como un símbolo de belleza, fertilidad, sensualidad y fuerza desde la antigüedad. La planta puede alcanzar edades respetables: algunos ejemplares tienen más de 200 años. En los últimos años, el fruto de la granada fue redescubierto para cocinar y para crear nuevos cosméticos.

Propiedades científicamente probadas

El aceite de semilla de granada tiene propiedades antioxidantes y regenerativas debido a su alto contenido de polifenoles. Estos fitoquímicos de origen natural actúan como un excelente eliminador de radicales libres, responsables de acelerar el envejecimiento en la piel y células. El aceite revitaliza las células de la piel para que esta se apriete y suavice de forma natural. Sus numerosas propiedades positivas también fueron recientemente confirmadas por distintos estudios científicos.

Constante crecimiento

El efecto vigorizante y revitalizante de la granada en nuestra piel se ve reforzado debido a que los procesos de crecimiento de la planta no ocurren consecutivamente, con pausas reconocibles entre las fases, sino que fluyen entre sí, sucediendo simultáneamente, al igual que nuestras fases de la vida humana.

A partir de los 40 nos beneficiamos más de sus propiedades. En esta etapa de la vida, recordamos nuestra experiencia y somos capaces de reconocer quiénes somos y quiénes no. Sin embargo, a medida que envejecemos, nuestra piel cambia: su vitalidad disminuye, los procesos de regeneración se ralentizan y las tendencias de endurecimiento ya no pueden contrapesarse automáticamente de la noche a la mañana.

Un maestro de la transición

Es en este momento que la granada puede proporcionar su valioso servicio. Media entre los opuestos jóvenes y maduros, lo que les permite fluir unos hacia otros, desarrollando un marco para efectos dinámicos y regenerativos en el individuo. Así, el aceite de semilla de la granada estabiliza y relaja la piel en tiempos de transición, armonizando la belleza interna y externa y animándonos a mirar hacia el futuro con serenidad.

Sérum Reafirmante de Granada

Serum facial hidratante para fortalecer y proteger la piel desde los 40 años.
30 ml
$ 2.700,00

Crema de Día Reafirmante Granada

Crema facial reafirmante que atenúa arrugas y reafirma la piel después de los 40 años
30 ml
$ 2.500,00

Crema de Noche Reafirmante Granada

Apoya la regeneración nocturna en pieles después de los 40 años.
30 ml
$ 2.500,00

Contorno de Ojos Reafirmante de Granada

Reduce arrugas y líneas de expresión en el contorno de ojos.
10 ml
$ 2.500,00

Gel de Ducha Cremoso de Granada

Para un baño suave y cremoso de granada.
200 ml
$ 2.100,00

Leche Corporal Regeneradora de Granada

Leche corporal de uso diario que previene el envejecimiento prematuro de la piel.
200 ml
$ 2.200,00

Aceite Corporal Regenerador de Granada

Aceite antioxidante para el cuerpo.
100 ml
$ 2.600,00

Crema de Manos Regeneradora de Granada

Protege el envejecimiento de la piel del daño ambiental.
Comentario
50 ml
$ 2.000,00