Lavanda

Bessarabia, Moldova
Map of Moldova - Lavender Raw Material

El verdadero aroma para la calma y la relajación

Pocas cosas son tan instantáneamente relajantes como el aroma de la lavanda. Sus flores de color azul intenso contienen aceites esenciales que son utilizados para brindar un aroma delicioso a cincuenta de nuestros productos.

Las imágenes de lavanda a menudo muestran los campos infinitos y violetas de la Provenza francesa. Sin embargo, hay otra área de cultivo importante en Europa que ha estado apoyando el cultivo a gran escala de lavanda durante siglos. El pequeño país de Moldavia, entre Rumania y Ucrania, tiene solo 34,000 kilómetros cuadrados de tierra, pero está bendecido con un clima cálido y seco, y un suelo negro fértil que permite que los viñedos y huertos prosperen a gran escala. Este perfecto clima de crecimiento formó la base de Moldavia, conocido como uno de los mayores productores mundiales de aceites esenciales. Con la caída de la Unión Soviética en 1992, muchos acres de lavanda desaparecieron a medida que la población intentaba aprender del libre comercio. Desde entonces, han cambiado muchas cosas en este pequeño país: las antiguas tradiciones revivieron y el cultivo de lavanda volvió a cobrar vida.

La lavanda pertenece a la familia de plantas Lamiaceae. Es un pequeño y distintivo arbusto redondo con ramas bifurcadas y erectas y numerosas flores pequeñas de color púrpura. Las hojas son estrechas y varían de color gris/verde en los lados superiores, a un lado inferior blanco y peludo. El género tiene 25 especies  de las cuales, en medicina alternativa, se usan las siguientes: lavanda verdadera (Lavandula angustifolia), lavanda (Lavandula latifolia), lavanda mariposa (Lavandula stoechas) y lavandina (Lavandula hybrida).

El proyecto de agricultura orgánica más grande

Un experto británico en desarrollo y un ingeniero agrícola moldavo iniciaron el mayor proyecto de agricultura orgánica para lavanda en el país y quedaron asombrados por la rapidez con la que creció el proyecto. Uno de los motivos del floreciente desarrollo es sin duda la cooperación con Weleda, que comenzó en el año 2005. La estrecha colaboración y la perspectiva de una cooperación duradera dieron un impulso adicional al proyecto. "200 familias de agricultores ahora  están involucradas y el área de cultivo de lavanda orgánica se expandió  aproximadamente 200 acres", sostiene el experto en desarrollo británico.

Una vez que las nuevas plantas se ponen en el suelo, deben transcurrir tres años antes de la primera gran cosecha, pero en condiciones favorables, la planta puede cosecharse hasta por treinta años. Las primeras plantas estaban listas en el 2005 y, desde entonces, cada año desde finales de junio hasta mediados de julio, los trabajadores cortan a mano las flores maduras con hoces, un trabajo que requiere de mucha mano de obra, compromiso y atención.

La lavanda recolectada se procesa inmediatamente sin salir del campo, en una unidad de destilación móvil para aceites esenciales. Esto requiere conocimiento de ingeniería, cuidado y sensibilidad. Un equipo de cuatro personas está permanentemente en servicio a medida que avanza la cosecha, recibiendo contenedores llenos de flores de lavanda que luego se conectan a la caldera móvil y su ciclo de vapor. El proceso de destilación dura aproximadamente una hora y de cada 100 kg de flores de lavanda se extrae solo un kilo de aceite.   

Luego, el aceite esencial está listo para ser transportado en barriles sellados lejos del campo. Para garantizar la alta calidad, es muy importante almacenar el aceite de lavanda en un lugar fresco antes de exportarlo a Weleda.

Efecto calmante directo

La investigación moderna demostró que los elementos dentro del aceite esencial tienen un efecto calmante directo sobre el sistema nervioso central que ayuda a la relajación y promueve un sueño saludable. Inquietud, dificultad para conciliar el sueño, tensión, calambres, indigestión o problemas con el corazón y la circulación pueden regularse más fácilmente con la lavanda. Esto explica por qué, incluso en la antigüedad, la lavanda era muy popular por su efecto relajante y calmante.

A través de la asociación moldava de Weleda, la lavanda tiene además otro efecto positivo: el socio local se beneficia de nuestra vasta experiencia en el análisis de aceites esenciales y la adquisición de materia prima. Desde que trabajamos juntos, la producción y la recolección se optimizaron y se encontraron soluciones para muchos problemas. Por ejemplo, Weleda está ayudando a encontrar una solución decente y ecológica para el compostaje de residuos de destilación. "Es una situación de mutua toma y daca", confirman los socios locales. "Solo juntos podemos alcanzar la calidad deseada".

El impulso económico y social que el proyecto brinda a la región rural se aprecia después de diez años. Para los agricultores, el cultivo de lavanda se convirtió en una parte integral de sus ingresos. Para celebrar el 90º aniversario de Weleda, participamos en la construcción de un centro de salud y bienestar en la ciudad de Minceni. Es solo un ejemplo de cómo las asociaciones de Weleda hacen crecer tanto nuestras principales materias primas como las comunidades que las producen.

Ingrediente

Aceite de Lavanda

Lavandula Angustifolia (Lavender) Oil

Es un aceite esencial derivado de panículas frescas de lavanda. Junto con otros aceites esenciales, se utiliza para aportar aroma.